Qué es la Salud Digital y la e-Salud ~ PRINCIPIO ACTIVA

Qué es la Salud Digital y la e-Salud

La salud digital , e-salud y el marketing digital en salud son términos confundidos en ocasiones, y aunque están muy relacionados, no son lo mismo.

Todos los años aparecen, de forma más o menos constante, artículos y posts en blogs o redes sociales hablando de ‘’salud digital’’ o ‘’transformación digital en salud’’, mencionando palabras tecnológicas de moda como Blockchain, Internet of Things (IoT), Big Data, Machine Leaning, Inteligenica Artificial (AI)…

Aunque son tecnologías reales y con muchas utilidades presentes y futuras, lo cierto es que hoy en día, pocas empresas de salud pueden aprovechar estas tecnologías.

La mayor parte del sector salud en España ( 147.780 empresas según Infoempleo) está compuesto por hospitales, centros de atención primaria, clínicas privadas, oficinas de farmacia, laboratorios de análisis clínico…

Todas estas empresas sanitarias podrían beneficiarse de estas tecnologías digitales pero, dada la gran cantidad de recursos humanos, tecnológicos y financieros que actualmente necesitan para crear soluciones viables con ellos, parece más lógico dejar que otras empresas trabajen con estas tecnologías e integrarlas en la práctica clínica cuando estén más desarrolladas.

Además, existe también mucha confusión en cuanto a qué etiquetamos como ‘’salud digital’’, porque no es cierto que cualquier tecnología que se utilice en el ámbito de la salud, ya cuenta como ‘’salud digital’’ o ‘’e-health’’.

En este articulo cubriremos todo lo relacionado con la salud digital y la e-Salud, te diré porqué son importantes, algunos ejemplos para que tengas una idea más clara de sus aplicaciones y su relación con el marketing digital.

Salud Digital : definición

Tomando como referencia varias publicaciones científicas extraídas de Pubmed ( artículos de 2016, 2017,  2018 I y II ) así como la propia definición de la OMS, la salud digital se define, en su forma más básica y general, como ‘’el uso de las tecnologías de la información y la comunicación para mejorar la salud y campos relacionados con la misma’’

Como todos los años aparecen nuevas tecnologías que entrarían dentro de esta definición, esta se amplía constantemente un poco más para cubrir esta realidad cambiante.

A día de hoy, la salud digital incluye;

  • La convergencia de las tecnologías digitales con la salud, la asistencia sanitaria, la vida y la sociedad para mejorar la eficiencia de la prestación de asistencia sanitaria
  • Tecnologías digitales que hagan a los medicamentos más personalizados y precisos.
  • Uso de tecnologías de información y comunicación para ayudar a abordar los problemas de salud y los desafíos que enfrentan las personas bajo tratamiento.
  • Soluciones y servicios de hardware y software.
  • Desarrollo de sistemas de salud interconectados para mejorar el uso de tecnologías computacionales, dispositivos inteligentes, técnicas de análisis computacional y medios de comunicación para ayudar a los profesionales de la salud y sus clientes a controlar enfermedades y riesgos de salud, así como a promover la salud y la salud y bienestar.

Esta definición irá evolucionando junto con las tecnologías digitales, pero siempre se tratará de una disciplina en la que una o varias herramientas digitales intervengan en el diagnóstico, manejo, predicción o prevención de una enfermedad.

Que NO es Salud Digital

Entre algunos de los muchos artículos que hablan de salud digital, encontramos menciones a cualquier tecnología digital que esté mínimamente relacionada con el sector salud para poner la etiqueta de ‘’salud digital’’.

Una página web de una clínica oftalmológica que incluya un formulario web, que tenga una app para gestionar citas o tenga una estrategia de redes sociales ¿se considera salud digital?

Salud Digital es cuando desarrollas una tecnología que facilita el tratamiento sanitario de un paciente, como una parte más del abordaje terapéutico.

Todas las tecnologías que facilitan la propia gestión administrativa o de procesos de una empresa sanitaria, pero no la propia salud del paciente, NO entraría dentro de esta definición.

¡Asi que cuidado con utilizar esta etiqueta a la ligera!

No es oro salud digital todo lo que reluce

e-Salud: definición y diferencia con la salud digital

Por si no había bastante confusión con la salud digital, existe otro término relacionado que lleva en uso desde 1999 y que es confundido a menudo como sinónimo de salud digital, que es la e-salud , esalud o e-health.

En una revisión sistémica de 2005 del uso del término, se encontraron hasta 51 definiciones diferentes de la eSalud …además de que esa fecha es anterior a muchas tecnologías que hoy entrarían dentro de la categoría de salud digital…

Pero una cosa en la que si que parece que hay consenso según este análisis, es que las iniciativas e-salud no se originan desde el paciente, como es el caso de la salud digital, y que las categorías dentro de esalud están más relacionadas con el tratamiento informático de la información sanitaria, entrando dentro de esta definición herramientas como:

  1. Registro médico electrónico (o historia clínica electrónica)
  2. Telesalud (incluida la telemedicina)
  3. eLearning (incluida la formación o aprendizaje a distancia)
  4. Educación continua en tecnologías de la información y la comunicación
  5. Estandarización e interoperabilidad: la interoperabilidad

Así que puede decirse que, al menos actualmente, la esalud es una rama dentro de la salud digital.

Qué cambios implica la revolución digital a nivel sanitario

De la misma forma que las tecnologías digitales han provocado un cambio en la relación de los consumidores (nosotros) frente al mercado (proveedores de salud), esto ha afectado también la forma en la que los pacientes (consumidores) se relacionan con la información sanitaria y los hospitales,  clínicas, farmacias, laboratorios…

Estos cambios ventajosos son comunes a todos los sectores industriales que se han visto beneficiados con la incorporación de tecnologías digitales:

  • Democratización de la información: el cada vez mayor alcance y velocidad de Internet nos da la oportunidad de llegar a la vida de casi todos los consumidores de salud del mundo, independientemente de su estatus socioeconómico y su facilidad para contactar con personal sanitario.
  • Desarrollo orientado al consumidor: Antiguamente, la industria médica y farmacéutica centraba sus esfuerzos en satisfacer las demandas del personal sanitario, que canalizaba y filtraba las necesidades de sus pacientes
  • Comunicación bidireccional: Actualmente, a través de los dispositivos móviles tenemos la oportunidad de crear un canal digital directo para el consumidor de salud, de forma bidireccional. Ellos aprenden de nosotros y nosotros de ellos
  • Generación de datos: el uso por parte de los pacientes de las tecnologías digitales deja un ‘’rastro’’ digital en forma de datos y experiencia de usuario. Estos canales digitales se pueden utilizar para recopilar grandes cantidades de datos  estructurados y no estructurados (Big Data) que debidamente gestionados, pueden conducir a mejores decisiones orientadas a pacientes y tratamientos. El tratamiento de estos datos es lo que se conoce como Data Analysis.
  • Mejoras en la productividad: sistemas de mensajeria instantánea cada vez más seguros y veloces ayudan a reducir el tiempo de espera y comunicación entre agentes sanitarios. Esto es especialmente relevante en un sector en el que intervienen muchos niveles distintos.
  • Personalización: Relacionado con la generación de datos, y la conectividad que hay entre distintas plataformas digitales, es cada vez más fácil ofrecer soluciones personalizadas, que se adaptan a las características individuales del usuario. Demografía, edad, sexo, altura y peso, preferencias…

¿Por qué la salud digital es tan importante?

Los objetivos de la industria sanitaria son diversos y relacionados con los desafíos de salud actuales:

  1. Reducir ineficiencias de sistemas sanitarios
  2. Mejorar el acceso a la población
  3. Reducir costes en el desarrollo de nuevos fármacos
  4. Personalizar tratamientos médicos y farmacéuticos
  5. Mejorar el tratamiento de las enfermedades crónicas por envejecimiento generalizado de la población.

Para todos estos problemas sanitarios, las tecnologías digitales actuales y en desarrollo pueden ofrecer una o varias soluciones, de ahí el enorme interés que despiertan.

Y qué mejor que unos cuantos ejemplos reales en funcionamiento para ver con más claridad estas aplicaciones de la salud digital y el futuro brillante que nos espera

Ejemplos de empresas y tecnologías de salud digital

Apps de salud

Las apps móviles con aplicación de salud tienen su propio término (¡otro más!) , la mhealth, e incluye toda app dirigida a mejorar la salud de pacientes.

Este tipo de tecnologías ayudan a mejorar el acceso a tecnologías sanitaria , gracias a la relativa facilidad para disponer de un smartphone y conectividad en casi cualquier parte del mundo.

Además, ayudan a un contacto más directo entre pacientes y personal sanitario y al seguimiento de los síntomas o el tratamiento del paciente. Todo esto contribuyendo a reducir costes o  saturación de sistemas sanitarios por visitas presenciales.

Algunos ejemplos de salud vía smartphone son las apps españolas Social Diabetes, para monitorizar dosis de insulina, glucómetro y recomendaciones en una misma herramientas, o Mediquo, app de mensajería médico-paciente

Big Data

La cantidad de datos generados por centros de salud públicos y privados tiene un enorme valor potencial tanto por el interés sanitario como comercial (de ahí a que haya varias empresas no sanitarias interesadas en explotarlos, como Apple o Amazon)

Dejando de lado la cuestión ética (¿hasta que punto se utilizaría esta información con fines puramente terapéuticos?) o la relacionada con la seguridad (al ser datos clínicos privados hay que tener especial cuidado), permitiría un acceso más fluido a información médica dispersa (historial médico de pacientes incluido en distintos centros de salud)

Un ejemplo de aplicación sanitaria de Big Data sería Mind the Byte, una plataforma SaaS (Software As A Service) que compara con bases de datos online para desarrollar y ensayar con medicamentos in silico (simulación informática)

Inteligencia Artificial

Aunque muchos imaginan robots inteligentes y otros inventos futuristas al oír esta palabra, lo cierto es que es una tecnología que nos acompaña desde los años 50.

Los programas informáticos diseñados para operaciones complejas llevan acompañando la medicina en tareas tan básicas como organizar la rotación de personal o las asignaciones de camas.

La única diferencia con el pasado es que, gracias a las facilidades digitales actuales para compartir esta información en tiempo real o la creciente capacidad de procesamiento de las tecnologías, cada vez se podrán hacer tareas más sofisticadas mediante Inteligencia Artificial, como ofrecer diagnósticos precisos, lo que ayudará enormemente a reducir fallos en diagnósticos y costes.

Como ejemplos más actuales dentro de esta categoría tenemos, Mediktor, un evaluador de síntomas online,  o Iomed, herramientas de Inteligencia Artificial para investigación

Machine Learning

Estrechamente relacionada con la Inteligencia Artificial, ya que es uno de los campos dentro de la misma, tenemos esta otra palabra de moda que queda muy bien cuando hablamos de Salud Digital.

Cuando un algoritmo utiliza muestras de datos al funcionar para desarrollar otras respuestas que no tenía en el momento de su programación inicial, se dice que esta máquina está ‘’aprendiendo’’ , y de ahí el famoso nombre.

La app mencionada anteriormente, Mediktor, también utiliza esta tecnología para aprender nuevos y mejores diagnósticos a través de sus propias respuestas.

A nivel hospitalario, ya se ha ensayado con éxito un programa en el Insituto Tecnológico de Massachusstes (MIT) con el que detectar cáncer de mama.

Wearables

Los health wearables o dispositivos electrónicos ‘’vestibles’’ de salud ( desde luego, hay ciertos anglicismos marketinianos que es mejor no traducir…) abarcan desde relojes y pulseras que sirven como pulsómetro, sensores para medir constantes vitales….

La posibilidad de que estos wearables sean precisos y los pueda llevar el paciente durante semanas o meses sin intervención médica, permitiría recopilar muchos datos sobre marcadores de salud, obtener datos para ensayos clínicos con más facilidad y mejorar la prevención, entre otros muchos usos.

Lamentablemente, la  mayoría de wearables de salud actuales al alcance de los usuarios, tienen más de marketing que de rigor científico y apoyo real a la salud del paciente (véase de ejemplo el monitor de ritmo cardíaco de Apple Watch)

Los auténticos wearables de salud están aún en fase de desarrollo (estudio de 2018 al respecto) y no para descargar en tu smartphone o de venta en Amazon, así que es una de las áreas de la salud digital donde más cautela conviene tener.

Como puedes ver con todos estos ejemplos, el avance científico que permiten estas nuevas tecnologías digitales es gigantesco, de ahí el interés que esté generando en forma de artículos, inversiones , empresas, eventos…

Ya existen incluso agrupaciones de empresas de salud digital, como el Barcelona Health Hub.

Marketing digital en salud y Salud Digital

¿Qué tiene que ver el Marketing Digital con la salud de las personas?

El marketing digital orientado a empresas de salud tiene la capacidad de acercar los productos y servicios sanitarios a los pacientes de una forma más cercana y precisa que los canales tradicionales como la televisión, el correo y las vallas publicitarias.

Sin mencionar que es simplemente donde están los pacientes ahora mismo: en sus smartphones y ordenadores.

Pero si que es cierto que, si nos ceñimos a la definición estricta de salud digital, no supone una mejora directa y sustancial de la salud de los pacientes.

Así que, aunque ya me gustaría poder ponerme la medalla, lo cierto es que el marketing digital aplicado a la salud NO sería salud digital, aunque si que es una herramienta muy importante para dar a conocer todas estas empresas y herramientas de salud digital que si que pueden mejorar la salud de las personas.

Asi que voy a atreverme a afirmar que el marketing digital sanitario mejora de forma indirecta la salud de las personas.

Hacer más accesible la información sanitaria al usuario, mejora indudablemente su salud. Asi que el marketing digital está en la fina línea que la separa de la salud digital

Conclusiones

El uso de tecnologías digitales para mejorar el acceso a la salud está cobrando impulso en todo el mundo.

Sin embargo, aún no se han aprovechado plenamente los enormes beneficios potenciales de la salud digital , debido a problemas críticos como:

  • Falta de adaptación a los nuevos proyectos
  • Dificultad para validar cientificamente con los estándares habituales (via ensayos clínicos) la eficacia como tratamiento de algunas herramientas de salud digital
  • Lentitud burocrática y legal para introducir estas herramientas digitales en las instituciones sanitarias.
  • Preparación inadecuada del personal sanitario para la salud digital
  • Financiación insuficiente y sostenible, especialmente en entornos más desfavorecidos donde la tecnología podría suplir la falta de medios y personal sanitario cualificado.

Como en otras etapas de la historia, estamos en un periodo de transición en el que todavía hay obstáculos para adaptarse a una realidad que cambia muy rápidamente.

Pero en cualquier caso, la salud digital ofrece unas posibilidades nunca vistas que van a hacer que acabe haciéndose un hueco importante en nuestra forma de entender la medicina.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

🍪 Lo de siempre y que ya conoces: si continuas navegando por Principio Activa, aceptas el uso de cookies.

Puedes leer más sobre la politica de cookies aqui

Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar